– Sostiene abogado Walter Cambero, por el caso del empresario Amaro Soto y otros P1080322
Las investigaciones por el caso del asesinato del empresario Amaro Soto Del Águila, ocurrida el pasado 16 de julio del 2013, donde han sido los propios policías que participaron en las investigaciones luego de ocurrido el hecho, en mentir  a la población que dos ciudadanos colombianos fueron los asesinos y que inclusive fueron a parar a la cárcel. Luego de más de once meses poco a poco se va esclareciendo este hecho de sangre, es decir las investigaciones han dado un giro de 360 grados, además el encargado del operativo en un primer momento, el efectivo policial José Alarcón Ipince se encuentra prófugo de la justicia, por el delito de colusión, sentencia que fue emitida por la Sala Suprema de Justicia de la República.
Los dos ciudadanos colombianos que purgaron injustamente once meses de prisión, hoy libres, esperan que este caso se esclarezca para dar con los verdaderos responsables, además piden que el dinero que les fue comisado les devuelvan por lo que estarían haciendo los trámites respectivos.
Sobre el tema el doctor Walter Cambero Alva quien es abogado defensor de la señora Graciela Suárez viuda de Soto, dijo: ’lo que nosotros hemos buscado desde un principio es que se descubra la verdad y conocer quiénes son los actores intelectuales y  materiales. Lo que se ha demostrado en el proceso es que la investigación ha estado deficiente y orientada en un sentido contrario, por los que estaban en este caso para evitar que se descubra la verdad. Es decir, cuando el fiscal encargado de la investigación retiró la acusación y que produjo la liberación de estos dos ciudadanos colombianos, la familia estuvo de acuerdo porque interesa que se continúe con la investigación tal como determinó el colegiado, que ha dispuesto remitir copias de todo lo actuado como son grabaciones  de las audiencias que se han llevado a cabo para que sea la propia Fiscalía la que siga con las investigaciones. Además existen otros elementos importantes que han ido surgiendo durante la etapa de juzgamiento que van a servir para que el Ministerio Público continúe con las investigaciones’.
En este caso, es la propia policía la que tiene que admitir su responsabilidad, porque nadie en su sano juicio puede admitir que se le vincule a alguien con un hecho doloso  cuando no lo es, además la realidad no se puede torcer y eso es lo que ha pasado, porque los mismos testigos presenciales del hecho han señalado que los colombianos no eran los autores del crimen, frente a esa evidencia solo nos ha quedado aceptar el retiro de la posición del fiscal, pero que se debe seguir investigando y en eso estamos, dijo Cambero Alva.
Una vez que la fiscalía tenga en sus manos todo lo actuado a nivel de juzgamiento, va a tener nuevamente que retomar con las investigaciones, y tomar nuevas declaraciones con las evidencias que se han mostrado, como son la de requerir una profundización de las investigaciones, sino además de las pericias que tienen que hacerse, como por ejemplo el que se encontró en la escena del crimen una mochila , una gorra y una «llave «T» que son usadas por los robamotos para fracturar  las llaves de contacto; pero, según la policía y con conocimiento de la Fiscalía no tenían ningún interés en la investigación y era al contrario, porque debería haberse investigado, pues el común de la población sabe quiénes son los que usan este tipo de herramientas. Asimismo, hay declaraciones que se han dado en primer momento y después se ha dicho lo contrario, entonces es ahí donde está la importancia para que se descubra a los verdaderos responsables, que es lo que interesa a la familia y puedan ellos continuar una vida sabiendo quiénes son los responsables de este hecho delictivo  y asuman el castigo que la Ley dice.
La investigación debe seguir por parte de la Fiscalía con todo lo actuado a nivel de juzgamiento,  nosotros como parte civil en el proceso vamos a ver si es conveniente que sigan las investigaciones en la Fiscalía que inició las mismas o que vaya a otra Fiscalía.
Cambero Alva manifestó también, con los nuevos elementos que se incluyen en el proceso no se debe demorar en las investigaciones;  lo que buscamos es contribuir con la administración de justicia y además lograr que se resarza a favor de los agraviados el daño que se ha ocasionado porque se ha privado la vida de una persona, menos de la forma agresiva y violenta con que han actuado, y esta investigación nos va a  permitir descubrir a los verdaderos responsables.
Finalmente, indicó, es preocupante lo deleznable que son las investigaciones por parte de la Fiscalía, tal como sucedió con la muerte del ingeniero Lozano Maldonado, en donde también hay una serie de deficiencias en la Fiscalía, e incluso hemos logrado el retiro de la fiscal que estaba investigando por mostrar una negligencia  absoluta, porque uno de los imputados que está en el penal, ese mismo día señaló quiénes eran las otras personas que conformaban la banda (diez); pero increíblemente el Ministerio Público solo apertura investigación para cuatro y el resto siguen libres; además, es la misma banda que asaltó el Banco de la Nación de Nauta y aparte  de esa misma banda se les encontró en Nauta con armas y el 19 de febrero 2014 se les capturó en la Plaza Quiñonez de San Juan, pero sin embargo están libres, entonces  ¿Cuál es el mensaje que está dando la Fiscalía respeto a la lucha contra el crimen organizado? pero nos damos cuenta que aquí no pasa nada. Es la oficina de control del Ministerio Público la que debe sancionar a los fiscales que no hacen bien su trabajo.