-Presidente de la Junta de Fiscales

– Menciona que sí vienen luchando contra el narcotráfico y lavado de activos.

– Mientras que Fiscal Antidrogas, Germán Juárez Atoche, llegará más adelante.

– Hace un llamado al Congreso y todas las autoridades para que tomen decisiones frontales contra el narcotráfico que viene extendiéndose peligrosamente en el Trapecio Amazónico.

– “En la frontera muchos moradores viven al margen de la Ley porque no les queda otra alternativa debido al olvido de las autoridades”.

Como era de conocimiento público, hace unas semanas se dio a conocer que en los primeros días de enero llegaría a Iquitos uno de los fiscales antidrogas con trayectoria importante, quien iniciaría una serie de mega-operativos en la región en cuanto a la lucha contra el narcotráfico y lavado de activos.

Dr. Mario Alberto Gallo Zamudio, presidente de la Junta de Fiscales.

Dr. Mario Alberto Gallo Zamudio, presidente de la Junta de Fiscales.

Mas ahora último se pudo conocer que aún permanecerá en la zona de Huánuco, prolongando su llegada a la Amazonía hasta dentro de un mes y medio o dos. Sobre el tema se pronunció el Dr. Alberto Gallo Zamudio, así como de otros aspectos que vienen preocupando sobre manera en la selva peruana.

¿Doctor, por qué el retraso del fiscal antidrogas en Loreto?

-Una decisión de la Fiscal de la Nación para que preste servicios en una de las zonas más convulsionadas respecto al trafico ilícito de drogas como es Huánuco. Según las estrategias que tiene diseñada la Fiscalía de la Nación hace que se retrase momentáneamente su llegada. Estamos seguros que cumplido ese periodo inesperado él vendrá acá.

Huánuco está cerca al Huallaga, a Monzón, que son peligrosas al igual que el VRAE, en ese sentido se requiere de todo un equipo para realizar el trabajo de combate contra la droga, el tema es complejo y lógicamente los más preparados deben estar en las posiciones que correspondan, esa es la razón.

¿Doctor, mas de por medio hay una resolución de cambio del Ministerio Público, la Fiscalía de la Nación igual le ha comunicado que por ahora no vendrá?

-Hay resoluciones que se emiten desde la Fiscalía de la Nación como en el caso presente. Primero está la de rotación de todos los que trabajan en el área de la lucha contra las drogas. Mas ante circunstancias inesperadas se tiene que tomar decisiones inmediatas para recomponer cuadros, de tal manera que algunos planes que no se habían cumplido y se venían trabajando de forma conjunta con la policía especializada, se puedan cumplir.

¿Y cuándo llegará a Iquitos?

-Pensamos que dentro de mes y medio o dos meses. Todo responde estratégicamente a un plan de lucha que ya se ha venido trabajando y que no se debe cortar.

¿No cree que su retraso se deba un poco para enfriar las cosas respecto a mega-operativos contra lavado de activos, el presidente de la región ha tocado el tema, el general de la policía ha dicho que trabajarán en esas acciones junto a la fiscalía?

-No de ninguna manera. Nosotros venimos trabajando ese delito y otros que son bastante complejos desde hace mucho tiempo. Son trabajos que lo queremos hacer con celeridad como cualquier otro, lamentablemente cuando se ingresa a esta temática se encuentra con un hilo y mientras más se avanza surgen otros involucrados que conforman toda una madeja, una red, una especie de telaraña, al final aparecen involucradas 20-50-100 personas y esas investigaciones no pueden ser resueltas, inclusive dentro de los plazos legales que establece la Ley.

Se requiere de un trabajo de mucha especialización, de mucho detenimiento, de muchos informes altamente especializados, de expertos en la materia, de peritos principalmente en áreas de las finanzas, en contabilidad económica que no lo puede revisar cualquiera. Están los expertos en materia de auditoría que llegan al máximo nivel de conocimiento en preparación de contabilidad.

Hay auditorías que permiten encontrar cómo los grandes negociados que realizan a través de inmensas inversiones de carácter económico, se sustentan sobre documentos falsificados, pero elaborados de tal manera que a simple vista parecen formales.

¿Usted es consciente que en Iquitos están proliferando muchos negocios bajo sospecha de lavado de activos y no sólo con dinero proveniente del narcotráfico?

-Así es. Todo los días lo vemos, esta bien que haya negocios en esta parte del país, a buena hora es lo que más necesitamos para desarrollarnos, para crear fuentes de trabajo; pero lo irónico en Iquitos es que empieza a desarrollarse, vemos construcciones, vemos tiendas nuevas, pero su gente sigue igual de pobre. Hay un desempleo tremendo, una baja en el poder adquisitivo de personas comunes y corrientes, la mayoría entra a las tiendas sólo a mirar, no a comprar.

Y lo que llama la atención es que los propietarios de esas tiendas resultan teniendo una, dos, tres y hasta cuatro tiendas muy grandes, e incluso otro tipo de negocios relacionados como hoteles, y ahora último en el rubro de transportes. ¿Cómo lo hacen si la gente no adquiere lo que ofertan? Hay vehículos de última generación que se ven en el parque automotor ya tugurizado, ya no sólo son motos, hay muchos carros último modelo.

Acá se iniciará un trabajo especial, todas las autoridades debemos involucrarnos en esta temática de tal manera que podamos corregir ese inmenso problema porque definitivamente que el lavado de activos, no sólo proviene del tráfico ilícito de drogas, sino de los delitos de trata de personas, tráfico de armas, terrorismo, proviene de una serie de delitos.

Finalmente… ¿cuando el nuevo fiscal antidrogas llegue a Iquitos se impulsarán los mega-operativos en los cuales él es muy experimentado?

-Por supuesto, nosotros ya lo estamos haciendo. Hay otro punto que no debemos descuidar y es en cuanto a las comunidades nativas que están abandonadas. Hay inescrupulosos que los están encaminando hacia el sembrío de la hoja de coca, luego a la elaboración de la droga, de la pasta básica e incluso se está llegando a elaborar clorhidrato, eso es peligrosísimo y no estamos haciendo nada.

Desde el Congreso de la República se debería estar viendo esta problemática en cuanto al predominio que hay en el Trapecio Amazónico: Tabatinga, Leticia, Santa Rosa, Ramón Castilla, en la cual se están peleando bandas organizadas de tráfico ilícito de drogas. No es posible que haya descuidos en pueblos como “Mario Rivera” a espaldas de Santa Rosa y otros.

Esas comunidades están dominadas por gente dedicada al tráfico ilícito de drogas, no se trata sólo que las autoridades hablen, sino que se elabore un plan estratégico de lucha contra esos actos ilegales y de protección para los vivientes de ese lugar. De lo contrario a esos moradores no les queda otra alternativa que ponerse de lado del tráfico ilícito de drogas, al margen de la Ley. La culpa la tenemos las autoridades porque no estamos haciendo nada por ellos.

Mencionó el doctor Gallo Zamudio, y en efecto, desde Ramón Castilla se conoce que un policía ha enviado documentación a su Estado Mayor pidiendo apoyo porque ellos ya no pueden más en la lucha contra el narcotráfico. Depende sólo de la autoridades y del gobierno en su conjunto tomar las acciones inmediatas.