– protagonizaron desgarradoras escenas de dolorFoto cementerio
La tarde del martes, los féretros de madre e hija iquiteñas que fallecieron el pasado sábado en el trágico accidente de tránsito registrado en la carretera central, La Oroya – Junín, fueron retirados de su domicilio de calle 09 de Diciembre cuadra 7 con destino al Cementerio General de Iquitos, donde los familiares no pudieron contener el llano y protagonizaron escenas de dolor.
Lo extraño es que cuando los féretros llegaron al cementerio, el cielo se puso negro de nubes cargadas y empezó a llover, a pesar de esto los restos de Melissa Toledo Vázquez (28) y su pequeña hija Fanny V.T (04), fueron llevados bajo la lluvia  pero el cortejo fúnebre siguió normal con familiares y amigos que dieron el último adiós a las víctimas del accidente.
Asimismo, se  pudo ver al viudo Marcos Villacorta Ruíz abrazado de su suegra, sin poder contener el llanto, pues él no solo pierde a su esposa e hija, sino también a su hermana, cuñado y sobrino. Sin lugar a duda una tragedia que enluta a una familia entera y solo se espera que el Todopoderoso pueda dar consuelo a los familiares en estos momentos de intenso dolor. (C. Ampuero)