-Pobladores repudian acto

Una macabra sorpresa es la que se llevaron los vecinos de la calle Moyobamba, ubicado a la altura de la cuadra 18 de la Calvo de Araujo, al encontrar un feto de aproximadamente 4 a 5 meses, de sexo masculino, botado en un montículo de basura que fue descubierto por un niño, quien vio cómo un perro callejero comenzaba a husmear en la basura sacando del interior una bolsa negra con papel periódico el mismo que envolvía el cuerpecito inerte.

El pequeño cuerpecito yace en este montículo de basura tapado con pedazo de papel periódico.

El pequeño cuerpecito yace en este montículo de basura tapado con pedazo de papel periódico.

Hasta el lugar llegaron efectivos del 105, alertados por la denuncia de los vecinos, quienes procedieron a tapar el cadáver y dar conocimiento al Ministerio Público para que se apersone un fiscal y realice el levantamiento del cuerpo.

Totalmente consternados, los vecinos indicaron desconocer quién pudo ser la persona que arrojó a esta criatura y  repudiaron la actitud de la madre al no decidir en tener la criatura. “Esto no tiene perdón de Dios, es lamentable que existan personas tan despiadadas o sin falta de conciencia para que hayan matado a este niñito y botado el cuerpo sin el menor reparo, esto debe ser castigado”, expresó un morador.

“La mujer que hizo esto nunca debería ser madre, pues  está demostrando el poco amor que tiene hacia alguien tan indefenso que nunca pidió venir al mundo y terminar así. Yo soy mujer y todo esto me apena, ¿tanto no pensó en mejor tener a la criatura? o en todo caso por qué antes de tener relaciones no pensó en cuidarse habiendo tantos métodos anticonceptivos”, explicó una joven. (MIP)