Como una iniciativa valedera, pues permitiría mejorar la producción parlamentaria, el sistema bicameral ocupará amplio espacio espacio periodístico en estos días que faltan para la realización de los comicios electorales  del 2011, el mismo  que promete ser muy movido y con resultados sorpresivos.

Pero desde ya  y casi al cierre de las inscripciones para candidatos regionales y locales, se hace presente en el  referido proceso, la iniciativa aprista de reincorporar al  Congreso nacional, a la Cámara de Senadores que fuera eliminada durante el gobierno fujimorista luego de un autogolpe contra la democracia.

Fue preciso que el presidente golpìsta convoque a la elaboración de una  nueva constitución para con ella tentar mantenerse en el gobierno, sin el estorbo que le hubiera significado la Cámara de Senadores, y por supuesto que lo logró, gracias a que comenzaron  a tomar cuerpo las prácticas montesinistas que lograron instaurar la más grande red de corrupción en el país.

La célula aprista al parecer, pese a ser titulares de la iniciativa para reinstaurar la Cámara de Senadores, parece no estar muy dispuesta a lograr tal objetivo, pues han esperado la casi culminación del periodo presidencial aprista, para presentar la moción que según informantes del Congreso, será vista hoy en el legislativo.

Según se sabe, para lograr aprobar la  enmienda constitucional, se requiere de 81 votos. Aquí debemos recordar que al tratarse el mismo tema el año pasado, sólo se lograron 69 votos, por lo que la iniciativa pasó a la estación de reconsideración.

Hasta el momento no se percibe un posible resultado favorable a la enmienda, pues  pese a que Unidad Nacional dice que apoyará la enmienda con sus congresistas, éstos sumados al APRA no cubren la cuota exigida. Esperemos  a ver los resultados de la sesión de hoy para evacuar un comentario más determinante sobre el tema.