• Contó joven loretano

Es quizá, el joven más afortunado del Perú (y es loretano) luego de recibir una carta escrita de puño y letra del mismísimo papa Francisco.
A pocos días que su santidad llegué al Perú, Renzo Villacorta Ríos de 20 años de edad, tuvo el mejor regalo de Navidad que ha podido tener.
Hace un año escribió una carta al papa, la cual fue llevada por el arzobispo de San Juan de Puerto Rico, Roberto González.

Junto a la misiva el joven loretano le envió como regalo una canoa hecha de palisangre que fue recibida en el Vaticano por el papa.
Todo ello nació debido a un viaje que realizó a Polonia por una jornada de la juventud de la iglesia católica.

“Es un regalo muy especial de Navidad y todo nació de la idea que la jornada de la juventud, donde yo estaba con mi mamá y comprábamos recuerdos para repartirnos con varios jóvenes ahí en Polonia, entonces le comenté la idea por qué no llevarle algo también al santo padre, entonces mi mamá me apoyo mucho y estuvo muy emocionada también conmigo”, dijo Renzo Villacorta

El joven señaló al papa que era muy especial para él y que era un ejemplo para muchos jóvenes.
“Lo único que quería contarle, que él era un persona, aún sin conocerlo, era muy especial para mí, que era ejemplo para muchos jóvenes así como yo en vida cristiana que no necesitamos ser sacerdotes para amar a Dios”, precisó.

El joven loretano dijo que siempre pensó en su país, en su región al momento de escribir la carta al santísimo padre
“Siempre he pensado en mi país, en mi región, al momento de hacer este obsequio, porque creo que también, mientras esté en sus manos, siempre vamos a estar en sus oraciones”, señaló.

Fue el obispo de Iquitos, Miguel Olartúa Laspra, quien le entregó la carta de Francisco
“Una mañana estaba descansando y me topé con la visita del obispo y me preguntó cómo se dio este encuentro con su santidad, entonces le conté mi historia, ahí me dijo hay algo para ti, viene algo muy grande para ti, es un sobre que ha enviado el santo padre con una carta y me imagino con un obsequio, porque obviamente nadie la abrió; entonces estaba a la espera del dichoso regalo, el sobre contenía unas postales, también estaba un rosario que él me regaló y una carta especialmente para mí”, sostuvo el afortunado joven.
En una parte de la carta el papa Francisco dijo sentirse también “charapa” a pesar de estar lejos y dijo al joven que estará en sus oraciones y sus bendiciones.
(C. Ampuero)