• Expresó médico patólogo Renzo López. 

Al ser consultado sobre los cientos de frascos que contienen tumores de todo tamaño sacados a los pacientes del Hospital Iquitos en diversas intervenciones quirúrgicas y que ahora con el traslado del nosocomio al hospital Santa Rosa, corren el riesgo de ser arrojados a la basura.
“Es una pena cuando no se respeta lo que es la especialización y no se cuenta con directivos que conozcan el tema. Hay áreas de salud que quedan desamparadas. El cáncer en Loreto es un área desamparada. Se debe hacer prevención, promoción y tratamiento, pero no lo hacen.
Están implementando el centro oncológico lo que me parece muy bien, correcto, pero no creo que logren metas de la noche a la mañana. Lo positivo es que lo están haciendo. En cambio, el hospital Iquitos tuvo un millón de soles para desarrollar la promoción y prevención del cáncer aprovechando que había un patólogo, pero los directivos no hicieron nada y se despilfarró ese dinero.
De seguro ahora botarán las evidencias de la alteración, del daño al organismo (tumores) y por ley se deberían guardar por 20 años. No tengo más información al respecto, pero me imagino todo lo que está pasando en ese hospital con el cambio al nosocomio vecino”, concluyó López.