• Agraviada por poco pierde la vida tras ser arrastrada por el pavimento 

Cerca de las 10 de la noche del último martes, cuando los agentes del Departamento de Unidades de Emergencia-Los Halcones, realizaban patrullaje motorizado por el sector de su responsabilidad, se percataron que una persona de sexo masculino a bordo de una motocicleta arrebataba el celular a una señorita, emprendiendo la fuga por la calle Putumayo con dirección al centro de la ciudad, por lo que los agentes policiales procedieron a la persecución del malhechor.
Tras una tenaz persecución, finalmente la policía logró capturar por inmediaciones de la calle Manco Cápac, siendo identificado como Rubén Isuiza Cárdenas (25); procediendo al registro personal respectivo tenía en su poder un teléfono celular, marca SAMSUNG, modelo J5, color negro, con su respectivo chip y batería incorporado, valorizado en mil 500 soles aproximadamente, aparato que fue arrebatado a Rocío del Pilar Falcón Guerra (27), quien en minutos llegó al lugar de la intervención.
De inmediato, Isuiza Cárdenas, el teléfono celular recuperado y la motocicleta marca HONDA, modelo WAVE 110, color negro, con placa de rodaje 4344-4L, fueron trasladados hasta la Comisaría de Moronacocha para las investigaciones respectivas, al encontrarse inmerso en el presunto Delito Contra el Patrimonio – Arrebato de celular.
En tanto, la agraviada a consecuencia del acto violento del que fue víctima durante el arrebato de su celular, cayó al pavimento, resultando con heridas y hematomas en varias parte del cuerpo, por lo que fue conducida al Hospital de Contingencia de Iquitos, donde fue atendida por la médico de turno Dra. Gabriela Almorí, quien diagnosticó «Policontusa Múltiple en el cuerpo, escoriación en la rodilla izquierda», quedando en la sala de observación.
Queda claro, los patrullajes que ejecutan los agentes policiales son altamente disuasivos y a su vez preventivos; este positivo accionar de los custodios del orden va generando la intervención de muchos sujetos al margen de la Ley, los cuales son inmediatamente capturados tras cometer algún ilícito penal. (C. Ampuero)