Sin título-6El día 28 de abril del presente se realizó el Diálogo con la Sociedad Civil en la Provincia de Requena, el evento se llevó a cabo en las instalaciones del Auditorio del I.E.S.T.P. Fray Pascual Alegre y fue convocado por la Oficina Desconcentrada del Control de la Magistratura ODECMA – Loreto, con la finalidad de tratar la situación del servicio de Justicia en la Provincia de Requena. La mesa estuvo integrada por los magistrados del órgano de línea Dr. Víctor Alberto Romero Uriol y Dra. Nilda Sadiht Vásquez Dávila; así también, estuvieron los magistrados Dr. Pedro Iván Murillo Mendives en calidad de juez mixto de la Provincia de Requena y el Dr. William Leopoldo Alejo Cruz en calidad de juez de Paz de la Provincia de Requena, quienes estuvieron atentos a las inquietudes de los representantes de las principales instituciones públicas y privadas.
Se pudo apreciar que uno de los principales obstáculos que tiene la administración de justicia en la localidad, es la falta de defensores públicos, en vista que sin su participación no se puede instalar las audiencias del NCPP. Asimismo, la población manifestó su descontento por el retraso en el trámite de los procesos de alimentos por la falta de notificación, y la poca celeridad al momento de recibir sus denuncias.
Ante ello, los magistrados han asumido el compromiso público de poner en conocimiento de la Presidencia de la Corte Superior de Justicia de Loreto, a fin de que exhorte al Ministerio de Justicia el requerimiento de defensores públicos para la localidad; asimismo, se exhorte a los representantes del Ministerio Público para que cumplan con celeridad las atribuciones que la Constitución les confiere. En lo que respecta a la actuación del Poder Judicial, los magistrados se comprometen a seguir trabajando día a día con la finalidad administrar justicia oportuna y con todas las garantías del debido proceso y en un plazo razonable.
Cabe resaltar que el Órgano de Control es el encargado de investigar regularmente la conducta, idoneidad y desempeño funcional de los magistrados y auxiliares de justicia, coadyuvando a que se desempeñen observando los principios concernientes a la administración de justicia, desarrollando sus labores con eficiencia y eficacia acorde a los valores éticos de la función pública.