-Recomendaciones de la OIT e intervención del Gobierno de EEUU fueron determinantes

El pasado jueves 29 de marzo, un Tribunal Arbitral constituido para resolver el proceso de negociación colectiva 2008-2009 entre la SUNAT y sus trabajadores agremiados en el SINAUT-SUNAT, entregó a ambas partes el Laudo Arbitral que resuelve finalmente dicho conflicto laboral en esta institución.

 

El colegiado, conformado por los connotados abogados laboralistas Martin Carrillo Calle, Alfredo Villavicencio Ríos y Jorge Luis Acevedo Mercado, acogió por unanimidad la propuesta del sindicato, atenuándola y otorgando algunas mejoras en las condiciones laborales de los trabajadores, tales como las asignaciones por alimentación, transporte al centro de labores, escolaridad, bono por productividad.

 

Con dicho laudo, se pone fin a un largo proceso de negociación que data desde agosto del año 2008, caracterizado por la cerrada negativa de la SUNAT a conceder beneficio alguno a sus trabajadores por la vía de un convenio colectivo, lo que motivó a la organización sindical a recurrir en queja ante el Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), instancia que mediante su recomendación 2690 de junio 2010, exhortó al Estado Peruano para que en breve término promueva la solución del pliego de reclamos presentado por este sindicato.

 

Asimismo, el sindicato solicitó la intervención de las autoridades norteamericanas para exigir al Gobierno del Perú el cumplimiento de sus compromisos, asumidos en el marco del Capítulo Laboral del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. Este es el primer caso peruano que se ampara en el capítulo laboral del TLC para hacer valer sus derechos. La misión extranjera de los EEUU que visitó nuestro país en el 2011, contribuyó en cierta forma a la aprobación en setiembre del año pasado del D.S. 014-2011-TR, norma que reguló lo que se conoce como “Arbitraje Potestativo”, esto es el arbitraje que requiere de la decisión de alguna de las partes para llevarse a cabo sin que la otra pueda negarse a comparecer, logrando con ello el sindicato vencer la resistencia de la SUNAT a someter la controversia a dicha alternativa de solución pacífica del conflicto laboral.

 

La dirigencia sindical a nivel nacional ha anunciado que en los próximos días ejercerán todas las acciones que sean necesarias para exigir el cabal e inmediato cumplimiento de lo dispuesto en el laudo arbitral, teniendo en cuenta que, conforme establece el artículo 66° de la Ley de Relaciones Colectivas de Trabajo, una eventual impugnación del mismo no impide ni posterga su ejecución, salvo que medie un mandato judicial en contrario. En ese sentido, no se descarta la realización de movilizaciones e incluso la paralización de labores en el ente recaudador.