• Sujetos redujeron al vigilante y lo dejaron amarrado dentro del local

El último domingo cerca de las 9 de la noche, una persona tocó la puerta de la empresa Sedaloreto, el vigilante que estaba de servicio, le abrió y luego dos sujetos más ingresaron al local, ahí amordazaron y maniataron al personal de seguridad que poco o nada pudo hacer para evitar el robo a mano armada que se registró en dicho local.
Fue el día lunes cerca de las 6 de la mañana que recién se dieron cuenta del robo. Fueron los trabajadores que llegaron muy temprano a su centro de labores para dar inicio a sus actividades cotidianas, quienes se percataron del vigilante que estaba en suelo, amarrado de manos y pies y con una cinta en la boca para que no pudiera pedir auxilio.
Según se conoció, los avezados delincuentes se habrían llevado cerca de 50,000 soles que había en dos bóvedas, además ingresaron a varias oficinas de esta empresa y quitaron los discos duros de las computadoras para también llevárselos.
Según contaron los trabajadores, los delincuentes se dieron el tiempo de llevarse el BTR de las cámaras de vigilancia para que no haya ninguna evidencia del robo ni ellos puedan ser identificados.
Minutos más tarde llegó hasta el lugar personal de la Policía Nacional del Perú para que tome algunas evidencias del lugar y se inicien las investigaciones del caso. (C. Ampuero)