• Durante desalojo de una vivienda en Punchana

Leydi Hidalgo Flores (36), hizo una denuncia pública sobre un supuesto abuso de autoridad por parte de efectivos policiales, quienes participaron de un desalojo la mañana de ayer en su vivienda ubicada en el pasaje Chiclayo Nº 168 en el distrito de Punchana.
A decir de Hidalgo, los agentes junto a un ciudadano de apellido Burga y su abogado, llegaron en compañía de una secretaria judicial para proceder al lanzamiento de la vivienda ubicada en el pasaje Chiclayo.
Según la aún dueña de casa, los policías ingresaron prepotentemente a su domicilio sin importarles la presencia de dos menores de edad, quienes al verlos empezaron a gritar y a llorar cuando empezaron a sacar todas sus cosas a la calle.
“Entraron a la fuerza, poco o nada podía hacer, yo no tenía conocimiento de este desalojo; es más, ahora dicen que mi casa ya había sido vendida y que tiene una nueva dueña, la verdad que me duele todo esto, porque no sé lo que pasó realmente. Lo único que sé es que mi pareja hizo un préstamo de dos mil quinientos soles al colombiano hace dos años y porque no teníamos plata dejamos de pagarle, ahora yo no sé si mi marido firmó algo, firmó algún documento, no sé nada, lo único que sé es que ahora nos quieren quitar la casa. Durante el desalojo se perdió también 200 soles de mi hijo de 17 años quien estaba ahorrando su platita con el trabajo de repartidor de panes que hace, no sé cómo pudieron hacerme esto”, contó Leydi
Y efectivamente, fue Dick Andrade Tenazoa (39), según su conviviente, que hizo el préstamo de 2 mil 500 soles hace unos años a una persona de nacionalidad colombiana a quien no pudo pagarle toda la deuda.
Los vecinos del lugar al ver esta situación salieron en defensa de esta familia por lo que las autoridades tuvieron que suspender la diligencias. Los moradores manifestaron que no permitirán que esta familia sea desalojada de su casa donde viven muchos años. (C. Ampuero)