-Por querer apoderarse de terrenos que pertenecen a los Yahuas

-De forma indescriptible un grupo de ellos habría quemado la casa de la representante de la mujer indígena.

Así lo dio a conocer el coordinador de la Federación Fepibac-Conap, Oscar Díaz Piñola, quien mencionó que viene asesorando a los originarios de la etnia Yahuas de la zona de “San Pablo”.

“A mis hermanos Yahuas los están aplastando los hermanos Israelitas, se están apropiando de sus terrenos, ellos deben respetar sus derechos adquiridos a través del Convenio 169 de la OIT, pero ellos no los respetan. Por eso yo hago un llamado a la dirección de agricultura y a todas las autoridades para que den solución de una vez a ese problema que cada día se deteriora. ¿O quizá quieren que les paguen? Hay que recordarles que el Estado les paga a ellos para que resuelvan y titulen las comunidades, así que deben cumplir con las órdenes y respetar las normas que amparan a los indígenas”, sugirió Oscar Díaz.

Por su parte, Gilardo Hoyos Quintero, agente municipal de la Comunidad “Nueva Unión”- San Pablo, ubicada en la provincia “Ramón Castilla”, también hizo un llamado a las autoridades para que los atiendan, ya que actualmente se vienen dando acciones de violencia, como la quema de la casa de la dirigente de la mujer indígena en la comunidad mencionada.

“Nos preocupa porque los israelitas ingresaron a “Unión Progresista” con el permiso de las autoridades, ya que no tenían territorio y de ahí fueron avanzando y avanzando, ahora no respetan a nuestras autoridades, no colaboran con la comunidad, ni respetan los acuerdos internos de los Yahuas. Ahora intentan vivir sin respetar a nadie en “San Pablo”, cuenta Hoyos.

Agregó que le extraña que el director de la agencia agraria de “Ramón Castilla” haga caso omiso al pedido de reconocimiento de su territorio, por el cual pagaron, beneficiando así a los Israelitas. “Lo que pedimos es que de una vez pongan orden con el Plan Socio Económico, así como re-constatar el censo poblacional de los Yahuas para la titulación de Ley, pero no lo hacen y ya no sabemos dónde acudir”, contó.

Ambos dirigentes manifestaron que irían hasta el gobierno regional a pedir apoyo para reconstruir la casa de la madre indígena que fue quemada hace poco.