• Queja por conducta funcional fue elevada a la Oficina de Control Interno del Ministerio Público
  • Sujetos vienen realizando tala ilegal de árboles en el Km 5 de la carretera Nauta-Iquitos pero fiscales no realizan diligencias a pesar de pruebas.

 

El ciudadano José Huaymacari Manuyama, elevó ante la Oficina Desconcentrada de Control Interno (OCI) del Ministerio Público de Loreto, jefaturado por la doctora Mery Aliaga, una queja por inconducta funcional contra las fiscales Paola Tatiana Mendoza del Río y Karina Vanessa Carpio Córdoba, de la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Loreto – Nauta.

La acusación se basa en que ambas representantes del Ministerio Público no estarían actuando como la ley manda en cuanto al delito Contra los Bosques o Formaciones Boscosas; es decir, que están deforestando hectáreas de terreno de una propiedad privada sin que las autoridades hagan algo al respecto.

El 08 de noviembre del 2016, José Huaymacari puso de conocimiento a la Autoridad Regional Ambiental (ARA) que en el interior de la parcela 15 y 16, donde él es guardián, ubicado en la zona llamada Zaragoza Segunda Etapa, en la carretera Nauta-Iquitos Km 5, Rafael Tangoa Valderrama y otros, se encontraban deforestando bosques para carbón.

“Sin embargo, cuando hago la denuncia, no me dieron ninguna respuesta. Es así que en mi desesperación acudo a la fiscalía penal de Nauta, en donde me atendieron y el fiscal adjunto de nombre Frank, en compañía de un policía, levantaron su acta en el lugar de los hechos, donde encontraron a los sujetos con motosierra y hacha realizando destrozos de los árboles, haciendo carbón y sacando listones.

Luego, la fiscalía penal derivó el caso a la fiscalía especializada en Materia Ambiental por ser de su competencia pero hasta la fecha ellos no han realizado investigación alguna ni se constituyó hasta al lugar donde está deforestando.

Ante eso, presento un escrito el 06 de enero de este año pidiendo se señale fecha y hora para que recaben mi manifestación como denunciante y constituyan in situ. Incluso tampoco se tomaron las declaraciones de los investigados, no hay diligencias preliminares, no hay nada y eso me está causando perjuicio como campesino.

En otras fechas de nuevo me fui al lugar de la deforestación junto con el ingeniero Jorge Galindo, jefe de ARA, para verificar los daños y perjuicios ocasionados, en donde nuevamente se encontraban las mismas personas realizando destrozos, además de aserrío de madera, listones de madera y carbón. El ingeniero levantó un acta, luego remitió un informe pericial a la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Loreto-Nauta, para que procedan conforme a sus atribuciones; sin embargo, hasta la fecha no han hecho nada a pesar que ahora existe un informe pericial.

El 23 de febrero a las 10 de la mañana, fecha en que nuevamente se encontraban las mismas personas realizando actividades de tala de árboles maderables, otra vez fui a la Fiscalía en Materia Ambiental y cuando pregunté por ambas fiscales me dijeron que estaban en diligencia y que regrese en dos horas. Cuando volví de nuevo me dijeron que no se encontraban ninguna de las dos, y que regrese al día siguiente.

Cansado de todo esto, es que decidí interponer mi queja contra los fiscales por incumplimiento de sus funciones porque esa inacción me viene afectando desde el año pasado”, denunció José Huaymacari Manuyama.

Así como Rafael Tangoa Valderrama, fueron intervenidos por la policía por deforestar bosques, José Amador Muñoz Grández, Rider Silvano Yuyarima, Jaisen Meléndez Chuquipiondo y Jerson Enrique Pinedo Dávila. Pero se conoció que ahí quedó todo y solo tomaron sus declaraciones en la comisaría. (Gonzalo López)