• Alcalde del Putumayo pide ayuda a Gobierno Regional de Loreto
  • Erosión causada por el río Putumayo puede provocar destrucción de viviendas, como ocurrió el 2017.
  • Segundo Julca señala que es urgente intervención del Gore Loreto porque municipio no tiene recursos para afrontar emergencia.

Los pobladores San Antonio de El Estrecho, capital de la provincia del Putumayo, se encuentran preocupados debido a los nuevos deslizamientos de tierra producto de la erosión que causa el rio Putumayo, el mismo que el año pasado dejó a 121 personas sin viviendas y a todo el pueblo sin su mercado municipal.
Según el reporte del secretario técnico de Defensa Civil del Putumayo, los deslizamientos de tierra se vienen produciendo desde el pasado 13 de enero del 2018, día en que se presentó un nuevo deslizamiento de suelo provocando la destrucción de la calle 28 de Julio, vía principal de la ciudad San Antonio de El Estrecho, poniendo en riesgo a la población.
Este diario conversó con el alcalde provincial del Putumayo, Segundo Julca Ramos, quien dijo que para hacer alguna intervención en esta zona de la ciudad, el Ministerio de Vivienda ha pedido que se realice un estudio de suelos detallado, el mismo que por su costo no puede ser asumido por la municipalidad.
“Como municipalidad estamos haciendo todas las gestiones posibles para solucionar este problema. Hemos conseguido que el Ministerio de Vivienda construya las casas para las familias afectadas, está en curso el proyecto reconstrucción del mercado, pero ahora se necesita hacer un estudio de suelos que tiene un costo aproximado de 400 mil soles. Estamos pidiendo al gobernador, Fernando Meléndez, nos apoye porque la municipalidad no cuenta con esos fondos. Hemos enviado un oficio, también hablé por teléfono con él (Fernando Meléndez) y estamos a la espera de su llamado para darle tranquilidad al pueblo”, declaró.
El burgomaestre de la provincia del Putumayo, recordó que con fecha 10 de junio del año 2017, se produjo un deslizamiento de suelos provocando el colapso de las viviendas, dejando una persona fallecida y 121 personas damnificadas.
También señaló que el 2017, el gobierno central declaró en emergencia la localidad de San Antonio de El Estrecho, mediante Decreto Supremo Nº 082-0 2017, y a la fecha no se desarrolló ninguna acción para prevenir que los deslizamientos continúen.