La noble actividad se desarrolló en el pabellón de maternidad del hospital Iquitos, hasta donde llegaron varias damas al lado de la presidenta Marisa Valdizán Cárdenas, llevando sendas bolsas con ropas para recién nacidos, así como artículos que siempre se utilizan en los primeros días de vida.

“Nosotros somos un grupo que siempre estamos haciendo acciones sociales para ayudar a gente humilde que siempre necesita. También vamos a los colegios a hacer actividades cívicas. Es un trabajo que lo hacemos de corazón y no nos cansa porque sabemos que hay muchas personas que necesitan de ayuda.

Nuestro Club trabaja de la mano con nuestros esposos, con ellos coordinamos las actividades más fuertes que son para Navidad, nos reunimos y vemos zonas donde a veces no llega nadie para llevar alegría a los niños, eso nos causa mucha alegría y nos da fuerzas para seguir haciendo viendo por ellos”, contó la presidenta.

La responsable del pabellón de maternidad en nombre de las madres y pequeños recién nacidos en estos días, agradeció de corazón el desprendimiento mostrado por las señoras integrantes del mencionado Club de Damas.