Cuántas veces has tenido que ir a una entrevista de trabajo y te has puesto delante del espejo y te has preguntado.. ¿Y ahora qué me pongo? Pues la verdad sea dicha, no es una decisión fácil ya que no podemos ir de cualquier manera. Esa primera impresión, en parte, será un detonante. Así que, vamos a hacer un repaso de cómo hemos de acudir a una entrevista de trabajo y qué complementos podemos utilizar para desmarcarnos un poco de lo habitual.

Consejos para una entrevista de trabajo

  1. Para empezar la higiene personal es sumamente importante. Si eres un hombre, acude a la entrevista afeitado, bien peinado y aseado. Si eres una mujer, procura ir con el pelo arreglado y un poco maquillada, pero natural. Sobre todo, no perfumarse mucho, utilizar colonia o perfume de forma prudente.
  1. Seguimos con la vestimenta. Es importante, que el hombre utilice traje con camisa o bien un pantalón de arreglar de pinza con camisa. Nada de tejanos, pantalón corto, camisetas o camisa de manga corta. La vestimenta de la mujer es mucho más versátil. Podemos recurrir a una falda más una camisa o camiseta, a un pantalón de arreglar con una blusa y americana. Lo fundamental aquí, es que en la medida posible la mujer lleve tacón y el hombre zapatos. Denota elegancia y hace que los cuerpos sean más elegantes y esterilizados.
  1. En tercer lugar, los accesorios. Es vital no confundir la elegancia con lo hortera. Es por eso, hay que acompañar la vestimenta pero sin pasarse. Las mujeres lo tienen fácil ya que un zapato, con un buen bolso y una gargantilla sencilla es la perfecta combinación. El hombre, es un poco más complicado. Para ello, nosotros os proponemos la corbata como elemento básico y esencial para cumplimentar la vestimenta ideal para acudir a una entrevista de trabajo.

Tipo de corbatas que podemos llevar para una entrevista de trabajo

Lo más significativo de una corbata es el tejido y el color. Entonces… ¿Qué color y tejido escoger? Recomendamos utilizar tonos o bien naranjas o bien azules. Eso sí, cada una de éstas tiene que estar combinada correctamente con el color de traje. ¡Hay que procurar no parecer un mono de feria!

Si utilizas corbata naranja vas a desprender energía y entusiasmo. Crearás una buena impresión y mostrarás personalidad y estilo. Te definirás con el color como una persona alegre. Acuérdate por eso, de combinarlo con un traje neutro (gris o negro) y camisa blanca, gris o azul. El tejido también es notable y sustancial escogerlo. Puedes elegir entre seda, algodón o bien poliéster. La seda marca clase, el algodón es informal y el poliéster es un clásico. En función del tipo de entrevista que tengas o de cómo seas, escoger un tejido u otro. Es conveniente que os mostréis tal y como sois, por lo que el tejido tendría que ser el complemento de vuestra personalidad.

También puedes utilizar la corbata azul marino para resaltar y distinguirte en una entrevista de trabajo. El azul es un color que despierta calma y fiabilidad. Cuando más oscuro sea el azul, más seriedad y elegancia denotará. El tejido aquí también es importante. ¿lisa o estampada? La corbata lisa, marca formalidad y la corbata estampada denota moda, estilo. Cualquiera de las dos corbatas puede ir acompañada de un traje azul marino con una camisa blanca o bien azul celeste.