– Fiscal decano mostró su indignación   

El presidente de la Junta de Fiscales de Loreto, Mario Alberto Gallo Zamudio, hizo sentir su malestar por no haber sido informado a tiempo de la detención de Carlos Enrique Ríos Saboya, capturado la tarde del último martes en las afueras del colegio Sagrado Corazón con videos y fotografías pornográficas.

“El Ministerio Público no fue notificado de la intervención de esta persona en el momento que se dio, sino horas después y a través de la Comisaría Iquitos, y no por la unidad que realizó la intervención”, indicó el fiscal decano.

 

Sobre la liberación de Carlos Ríos, quien dejó la Comisaría horas después de haber sido intervenido con abundante material pornográfico, el presidente de la Junta de fiscales dijo que se va a abrir una investigación, indicando que el intervenido no debió ser liberado, más aún al haberse encontrado pornografía tanto en su maletín como en su celular personal.

 

“Si su detención ha sido in fraganti, de acuerdo a la Ley Orgánica de la Constitución, es la policía nacional la que debió detener a esa persona y comunicar de inmediato a la Fiscalía, pero sé que el caso fue puesto a disposición de la Comisaría a través de un parte, y recién en la noche llamaron a la Fiscalía de Turno, y lo peor que esta persona ni siquiera ha sido detenida, sino intervenida”, sostuvo Gallo Zamudio.

 

Según se supo, el intervenido rindió su manifestación ante un fiscal adjunto de la Fiscalía de Turno; actualmente Carlos Ríos, quien aceptó ser dueño de las fotos de su celular el día que fue llevado a la Comisaría, estaría no habido, pese a estar citado a la Fiscalía de Turno para rendir su manifestación. (G.Ross)