Nuevamente la carretera Yurimaguas-Tarapoto se vio interrumpida debido al desbarrancamiento de más de tres mil toneladas de lodo y piedra a consecuencia de las fuertes lluvias que se están registrando en esa parte de la región.

Esto ha provocado que los vehículos que transitan por esta vía lo tengan que hacer con mucho cuidado por el lado derecho, para evitar el barranco.

 

Por su parte, personal de IIRSA Norte, quienes son los responsables del mantenimiento de la carretera, indicaron que van a colocar varias tranqueras para poder despejar la vía dentro de catorce días aproximadamente.

 

Esta vez el derrumbe se registró en dos sectores en el kilometro 42 y 47, hasta esos lugares se han trasladado las maquinarias pesadas para agilizar los trabajaos de limpieza.

 

José Luis Navarro, ingeniero de IIRSA Norte a cargo del mantenimiento del tramo afectado, hizo un llamado a los transportistas y la población a respetar las tranqueras que se han instalado en las zonas afectadas, donde actualmente se viene trabajando para librar la carretera de las piedras y el lodo.

 

Asimismo, dijo que las lluvias en esta época del año hace que la carretera Yurimaguas- Tarapoto sea muy sensible a los derrumbes, pese a los trabajos de mantenimiento que se realizan de manera permanente. (G.Ross)