– Polfis descubre local donde se embotellaba el líquido elemento sin las mínimas condiciones de salubridad

– Las distribuía a las villas Naval y del Ejército, entre otros

Caiga quien caiga. Una vez más inteligencia de la policía Fiscal dio un duro golpe al delito contra la Salud Pública, al allanar un local clandestino de tratamiento de agua “tratada” en botellones. Desde es lugar salían litros y litros del líquido elemento que eran distribuidos a varias puntos de la ciudad sin la más mínima condición de salubridad.

La Polfis, conjuntamente con representantes del ministerio Público, municipalidad de Maynas y de la Diresa Loreto, llegaron hasta el lugar ubicado en Manco Cápac L-05. Ahí, se encontraron con la sorpresa que ese negocio pertenece al Capitán del Ejército Peruano, José Luis Salaverry Mesías.

 

Lo alarmante es que esa agua era abastecida a las fuerzas armadas (villas del Ejército, Naval, entre otros), algunas conocidas panaderías y otros tipos de establecimientos de la ciudad con la marca OZONO H2O.

 

“Al costado de un baño totalmente antihigiénico estaba la “planta de envase del agua” (era un pequeño ambiente con un grifo solamente de donde baja el agua de unos tanques). En la etiqueta de los botellones consignaba la dirección de José Gálvez 452, pero funcionaba en una vivienda simple que no tiene razón social”.

 

Al momento de la intervención de la policía, llegó el Capitán EP José Luis Salaverry que en todo momento se mostraba nervioso pues sabe que aparentemente fue pillado cometiendo delito, según se pudo observar a simple vista por la manera cómo se trataba el agua. (G. López)