• Dos consejeros casi se van a las manos por no haberse aprobado el pedido del gobierno regional.
  • Hasta se mencionó que el gobierno regional vendría construyendo la casa de algunos.
  • Ausencia de dos consejeros regionales permitió que no se apruebe el pedido. 

El hecho ocurrió en la última sesión ordinaria desarrollada a las 7 de la noche. La próxima sesión será el 15 de febrero a las 9 de la mañana. Una vez concluida la exposición del gerente de Logística del gobierno regional Límber Rodríguez, sobre el Informe Legal 123 del 25 de enero de 2018, que opina como procedente el aprobar la exoneración de las contrataciones directas de bienes y servicios en vías de regularización por situación de emergencia de 53 distritos y 8 provincias de la región Loreto, vino la votación de los consejeros y empezaron las discrepancias.
En la sesión estuvieron ausentes los consejeros Javier Álava y Guido Coronel. Los cinco que votaron en contra del pedido fueron: Roberto Pérez, Nuria Mathews, Llesabela Tuesta, Aliardo Solsol y Óscar Vásquez. Votaron a favor: Edinson Guerrero, Marco Antonio Vásquez, Fernando Valencia y Miguel Gutiérrez.
Todos se quedaron desconcertados frente a la abstención de los consejeros, por lo que Edinson Guerrero (consejero delegado) pidió reconsideración. Mientras que el consejero Fernando Valencia, hablaba fuerte diciendo que eso era obstrucción a la gobernabilidad y que era un asunto para favorecer al pueblo.
DISCREPANCIAS.
Óscar Vásquez. “Dicen que obstruimos el desarrollo, lo que pasa es que acá están acostumbrados a siempre imponer. Hemos apoyado la gestión, que pensemos diferente no implica que seamos obstruccionistas. Hay varios que siempre se reúnen para aprobar lo que le conviene al poder ejecutivo.
El acuerdo de emergencia se aprobó el pasado 24 de noviembre, pero en los documentos veo que ninguna proforma que emiten las tiendas, tienen fecha. Veo un sello con el 18 de enero ¿O sea, faltando 6 días para que se termine el plazo piden proformas, para qué? Y así con esto quieren que se apoye, yo no voy a votar a favor. Cuando esté la documentación en regla, ahí se pensará.
Cuántos acuerdos de emergencia hemos apoyado porque primero pensamos en la región Loreto, ahora nos quieren endilgar que nos oponemos a favorecer al pueblo y no es así. Lo que pasa es que nos hemos acostumbrado mal, a que todo lo que el “papá” dice hay que hacerlo y no, yo no estoy para esos juegos.
Las discrepancias no indican que estemos en contra, la discrepancia es un motivo para llegar a la unidad. Un consejo regional es productivo cuando hay discrepancias. Cada uno tiene su posición y hay que respetarla”, remarcó el consejero de Datem del Marañón.
Por su parte, el consejero de Requena Aliardo Solsol, hizo una observación en los montos de las cosas adquiridas en el marco de la emergencia otorgada en noviembre 2017 (la aprobación del consejo solo es para regularizar). Acá estoy viendo un pago de 132 mil soles por 4 mil kits de aseo, cepillos y pasta dental. Me parece un tanto exagerado, cuando en emergencias hay otras cosas urgentes.
También debo observar que los temas que vamos a tratar en esta sesión, ninguno tiene el dictamen correspondiente y los consejeros responsables están ausentes, así que no votaré en ninguno de los puntos”, precisó, mientras que la secretaria le respondía que la Ley les permitía botar el tema sin el dictamen correspondiente.
Edinson Guerrero: “En lo que son emergencia no puede haber discrepancias, debe haber humanismo, unión. Me parece raro su posición frente a una situación de emergencia, que es de necesidad de los pueblos, no es necesidad de los funcionarios y está dentro del marco de la Ley. Lo de acá es un capricho de ustedes, obstruccionismo como dice el consejero Valencia. No hay que actuar con caprichos, pido una reconsideración frente a este acto”, apuntó.
Miguel Gutiérrez: “Acá de lo que se trata es de reponer lo que ya se ha atendido a la gente que fue perjudicada. Hay que ayudar a las personas, hay que atenderles y ahora los almacenes de defensa civil están desabastecidos por lo que hay que reponer lo entregado. Acá escucho al consejero Aliardo, hablar con un tono sarcástico por los kits de aseo, quizá al doctor nunca le ha faltado en su vida pasta y cepillo, hay que tener en cuenta que para los damnificados eso es algo muy importante. Ya tenemos la opinión legal y la opinión técnica, entonces hay que autorizar la compra y regularizar todo esto”, acotó.
Roberto Pérez: “El ejecutivo está acostumbrado a que el consejo regional le diga “chi…chi…chi…a todo. Yo tengo cierto temor a estos decretos de urgencia porque muchas veces sirven para festinar con las adquisiciones. A veces hacen su festín estoy diciendo consejero sobón…” mencionó Pérez López, al escuchar un “susurro” desde el asiento del consejero Fernando Valencia.
“No le permito, no le permito, que retire esa palabra… ¡” explotó Valencia parándose y dirigiéndose hasta la zona donde estaba López, Edinson Guerrero, tuvo que contenerlo. Roberto Pérez, dijo que se había equivocado.
Prosiguió Pérez; “Acá declaramos una emergencia por el problema del gas en sesión extraordinaria y se aprobó por un plazo de 60 días. Luego vino una ampliación del plazo, cuando concluyó se pasaron 5 meses sin respetar al consejo regional. Subvencionamos para que traiga gas a Iquitos ¿quién se ha beneficiado? Una empresa que ni siquiera compra acá. Y no solo eso, se habría estado usufructuando con las lanchas del gobierno regional”, recordó Pérez.
Fernando Valencia: “Realmente a mí esto me duele mucho. Yo siempre he propuesto que los dos consejeros de Maynas debemos estar en la comisión permanente. Era importante que estén en esta comisión. Guido Coronel, a pesar que está cerca (Nauta) no está, otro día que está mal de salud, otro que la carretera o que llovió. Hay que recordar que a todos los que están en otras provincias les pagan 15 días por gastos operativos y no todos están los 15 días acá”, dijo Valencia, dando luego su discurso un giro de 180 grados.
“Yo no sé cómo el gobierno regional ha construido de algunos consejeros sus casas, que saquen materiales para sus casas o refaccionen sus casas… investiguen entonces todo a quienes construyen sus casas, pidan las facturas de sus compras. Cuando van a cobrar son los primeritos que están en la cola”, arremetió.
Por supuesto que varios consejeros pidieron la palabra para recriminar las expresiones de Valencia, indicándole que había sido muy ligero al hablar de esa forma sin mostrar pruebas.
“Hay que tener en cuenta que tenemos una responsabilidad dentro de la clase política, ésta clase que está tan manoseada, tan mal vista. Yo les recomiendo que tomen un poco de valeriana y se tranquilicen antes de hablar cosas sin pruebas”, mencionó Marco Antonio Vásquez, de Ramón Castilla.