Acuerdos de Saramurillo: gobierno nacional, alcaldes y federaciones pusieron su rúbrica
• El cumplimiento de los compromisos estará a cargo de una comisión encargada de su seguimiento y ejecución.
• Permitirá inversión de más de S/ 600 millones y beneficiará a más de 50 mil habitantes de las comunidades nativas de esa región.

El diálogo sostenido y consensuado iniciado por el gobierno nacional, a través del Acuerdo de Saramurillo, rindió frutos. Ayer miércoles, las autoridades y representantes de diversas federaciones de las cinco cuencas de los ríos Marañón y sus afluentes, firmaron el Plan Especial de Desarrollo e Inversión Integral para las comunidades nativas de los distritos de Urarinas, Parinari, Andoas, Trompeteros y Tigre, en la región Loreto.
Luego de intensas reuniones de trabajo, a cargo de la Comisión Multisectorial, liderada por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), los representantes expresaron su satisfacción respecto al documento suscrito, el cual permitirá una inversión de más de S/ 600 millones y beneficiará a más de 50 mil habitantes de esa zona del país. El acto se realizó en la sede central del MTC.
El Plan Especial está enmarcado en tres pilares: cierre de brechas de infraestructura (electrificación y saneamiento, principalmente), proyectos de desarrollo productivo y laboral, y la revalorización de la cultura nativa. En efecto, se propone que para el eje de infraestructura se financien de forma prioritaria proyectos de agua y saneamiento para las comunidades afectadas por derrames petroleros.
“Para el primer semestre del 2018 al menos unas 90 comunidades tendrán agua potable con las bases sentadas por este plan”, señaló el representante del MTC ante la Comisión Multisectorial de Saramurillo, Pablo O’Brien.

Aumento de la productividad
A la par, se buscará poner en marcha al menos 47 proyectos productivos, a pedido de las comunidades, referidos a agricultura, acuicultura, reforestación, artesanía, entre otros, específicos para cada zona. También incluye programas que buscarán elevar las capacidades laborales y formativas de los ciudadanos de las cinco cuencas que permitan el acceso a empleos de mayor calidad.
Los compromisos de proyectos productivos previstos en el plan, estarán a cargo de una comisión que los elaborará para cada localidad, hará seguimiento y ejecución. Este grupo de trabajo, que se definirá el 30 de enero de 2018, también tendrá capacidad para captar fondos públicos y privados (de empresas asentadas en la zona u otras interesadas) así como suscribir convenios locales y de la cooperación internacional.
“Hemos dado pasos para que Onudi (Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial) financie planes productivos por un total de entre US$3 millones y US$9 millones”, agregó el funcionario del MTC.
La propuesta del Plan de Desarrollo Integral surge como uno de los principales compromisos del Acuerdo de Saramurillo, luego del cierre de la negociación liderada por el ministro Bruno Giuffra, el 15 de diciembre del 2016, después de 115 días de medidas de fuerza efectuadas por las comunidades nativas de Loreto, próximas al Oleoducto Norperuano. El compromiso asumido se ha cumplido. (Gonzalo López)