Ante constantes denuncias en su contra
René Manuyama (Corresponsal en Requena).- Ante la denuncia presentada por Rober Melena Paima en contra del alcalde y funcionarios de la Municipalidad Distrital de Emilio San Martín por el supuesto delito de peculado y colusión, presumiéndose que en la construcción de puentes y local comunal en la localidad de Shevonal, los únicos que habrían sido beneficiados con los recursos del Estado serían la autoridad edil y sus funcionarios, el burgomaestre del distrito en mención, Fernando Maldonado Mosquera, esclarece el tema.

“Los tres puentes peatonales que hacen un total de 296 metros lineales, fueron construidos con madera, y fue adjudicado a la empresa PPP Corporación Constructora EIRL. Esta obra fue adjudicada a través de un proceso de selección. Que se diga que el regidor Noé Ferry Malafaya haya participado en la construcción, es totalmente falso. Lo que sucede es que él (Noé Ferry) como regidor reelegido estaba en la comisión de obras en ese tiempo, permaneciendo en la comunidad de Shevonal a fin de verificar y constatar a que se haga una buena construcción de los puentes. Por eso es que los denunciantes quieren confundir que el regidor haya construido la obra. Es imposible creer que un regidor construya una obra licitada a una empresa”.

En cuanto a lo que el denunciante manifiesta que el material maderable que se usó fue sacado por los lugareños en forma gratuita, Fernando Maldonado dijo “lo que sucede es que en Emilio San Martín tenemos bastante recurso maderable. La empresa constructora ha optado sacar madera del lugar, lógicamente dando la mano de obra a la gente que vive en la comunidad de Shevonal. Si la empresa tuvo ese acuerdo con los pobladores, ya no es responsabilidad de la Municipalidad, ya que esta obra está adjudicada a una empresa privada. Creo que el objetivo de las construcciones de obras es también para dar trabajo a la gente del lugar, la recomendación que le dimos a la empresa es que se dé trabajo a la gente de Shevonal”.

¿Es verdad que la construcción del local comunal de la misma comunidad por un monto de 62 mil nuevos soles lo habrían ejecutado los moradores; y usted se habría apropiado del dinero perteneciente a la mano de obra?

De dónde van a sacar los pobladores 62 mil nuevos soles para que hagan esta obra. Este local comunal obedece primero a un presupuesto participativo que han solicitado las autoridades de esa comunidad. Esta obra tiene su perfil, su expediente técnico, su código SNIP, y en su momento fue licitado para su ejecución. Que los moradores hayan participado en el sacado y acarreo de arena, en el relleno y que hayan hecho contratos privados con la empresa, ya son criterios de ambos. Lo que pasa es que Rober Melena Paima, ex funcionario de esta Municipalidad, es cuñado de Javier Vargas, candidato de Unipol que quedó en segundo lugar en las elecciones pasadas. Acá simplemente hay una venganza política. Ellos han intentado la revocatoria en este año en Emilio San Martín, y no lo han conseguido. Rober Melena está interesado en hacernos denuncias tras denuncias con el fin de inhabilitar una posible candidatura de mi persona en el 2014 para que su cuñado pueda postular sin rival competente. Aprovecho la oportunidad que da a todos este medio de prensa para aclarar también que Melena Paima ya hizo otra denuncia referente al local comunal de Sargento Lores, con el mismo cuento, que los moradores hicieron la obra. Pongo en conocimiento de las autoridades correspondientes que estos denunciantes tienen objetivos malintencionados.

La Fiscalía Anticorrupción abrió investigación en contra de usted y los que resulten responsables por los supuestos delitos ¿qué nos comenta al respecto?

El perito civil de la Fiscalía Anticorrupción se constituyó hasta la comunidad, en su dictamen pericial determina que el puente que va a Shevonal es un puente destruido; no dice puente no construido, el perito informa que este puente en su oportunidad estuvo terminado, valorizándole en un 80 por ciento. Aclaró además que estos puentes ya van a cumplir cuatro años de haber sido construidos, lógicamente ya tiene que encontrarse en las condiciones como están, y más aún por el tipo de trato que le dan las personas mal intencionadas, con el fin de dejar mal a nuestra gestión. Al local comunal el perito civil lo valoriza en un 89 por ciento, esto por no encontrarse la chapa de la puerta que siempre ha existido pero que no lo supieron cuidar.