Las malas artes de un alcalde

No por ser un poblador de un lugar alejado, el hombre es inocente, sin la contaminación que existe en la ciudad con los horrores en comportamiento de cualquier hijo de vecino como de sus autoridades. La presencia de mentirosos y vividores, de aprovechadores que se valen de los incautos que caen en sus cuentos. Y eso no se da únicamente con adivinos ni gitanos, sino, especialmente con los políticos, que tienen a su mejor aliado a la ignorancia en que vive el pueblo.

La jugada hecha por el alcalde de Trompeteros en vez de alentar al pueblo a ejercer su derecho democrático acudiendo a depositar su voto en la consulta de la revocatoria, organizó actividades deportivas en las comunidades de Porvenir y Providencia, además de préstamos de dinero por los DNI de los pobladores, que ingenuamente cayeron en el juego. Fue como un secuestro de documentos.

Los dirigentes populares, los apus de las diferentes comunidades, han tomado Villa Trompeteros exigiendo la presencia de las autoridades del ministerio público y del Jurado Electoral Especial de Maynas, a fin que se pronuncien sobre esto que consideran un afrenta del alcalde a quien no le quieren más en el cargo. A lo que hay que agregar que las instalaciones del local municipal solo serán abiertas cuando lleguen los funcionarios de la Contraloría General de la República, ya que la población sostiene que existen pruebas de malos manejos de la economía.

El pueblo está en pie de lucha y parece que nadie les va a sacar de la idea, porque están hartos de las jugarretas del alcalde Wilson Rengifo, por lo que consideran que este proceso está viciado, que no fue limpio y ante la suciedad de las evidencias las autoridades deben tomar acciones.

Quieren que el Jurado Nacional de Elecciones vea el caso y emita una resolución de nulidad del proceso por haberse dado de mala forma. Achuales, kichuas y urarinas harán valer sus derechos y se harán respetar, porque su posición está basada en el reclamo de la honestidad que no solo debe exhibir sino practicar un hombre público como es un alcalde. Solo se espera justicia.

Pin It

Comments are closed.