HISTORIA DE IQUITOS

Por: Manuel Fernando Flores Orellana

                                                                                                       mflores2508@hotmail.com

 

En uno de mis tantos viajes a la ciudad de Iquitos, siempre tengo por costumbre visitar a mis amigos: Isabel, Raúl y Don Francisco Zamora, los cuales muy gentilmente me invitan a saborear comida de la región, muy exquisita por cierto, y es así que en plena sobremesa abordamos un tema que consideré crucial, me refiero a la historia de esta importante ciudad, la verdad yo viví casi 15 años en esta hospitalaria tierra y nunca me había puesto a pensar acerca de los orígenes de está cálida y hermosa ciudad.

Me puse a investigar y encontré información muy interesante. En primer lugar nuestra Amazonía Peruana se caracteriza por tener una gran extensión territorial, (ocupa el 59% del territorio nacional) y; abundantes cuerpos de agua. Posee además una rica mega diversidad biológica constituida por 31 zonas de vida o ecosistemas, 7,372 especies de flora, 263 de mamíferos, 806 de aves, 180 de reptiles, 262 de anfibios y 697 especies de peces sin considerar muchas otras aún desconocidas para la ciencia.

 

Los territorios amazónicos que conforman hoy la actual ciudad de Iquitos, fueron habitados por las tribus selváticas de los Yameos (nativos napeanos) y los Iquitos, hasta la llegada de los españoles.
El nombre de la ciudad de Iquitos proviene del grupo étnico “Iquito” que se ubicó desde hace siglos en los ríos Pastaza, Arabela, Tigre, Nanay y Curaray. Después los Iquitos se ubicaron en la altiplanicie rodeada por los ríos Nanay, Amazonas, Itaya y el lago Moronacocha, en donde se ubica actualmente la ciudad de Iquitos. Durante los años de 1638 a 1769 indígenas de la Amazonía fueron obligados por los misioneros de La Campañía de Jesus (Jesuitas de Quito) a incorporarse a reducciones (pueblos misionales).
Los Iquitos fueron integrados a varias Reducciones durante 27 años, desde 1740 a 1767 por los misioneros de la Compañía de Jesús. En 1740, Juan Nepomuceno de Iquitos fue fundado por el P. Bahamonde, en 1740 Santa Bárbara de Iquitos fue fundada también por el P. Bahamonde, en 1742 San Sebastián de Iquitos fue fundada por Bahamonde y Bretano, en 1748 Sagrado Corazón de Jesús de Maracanos fue fundado por P. Bahamonde, en 1754 Santa María de Iquitos fue fundada por P. Uriarte, en 1763 San Javier de Iquitos fue fundada por P. Palme, en 1767 San José de Iquitos fue fundada por el P. Uriarte. Por eso que existe mucha confusión para determinar exactamente cuándo y quiénes se establecieron en la altiplanicie rodeada por los ríos Nanay, Amazonas, Itaya y lago Moronacocha, en donde se ubica actualmente la ciudad de Iquitos.
Iquitos fue fundada por una misión jesuita bajo el nombre de San Pablo de Napeanos. Este pueblo fue una reducción de nativos napeanos e iquitos y estaba situada a orillas del río Nanay hasta mediados del siglo XVIII. Su población se dispersó alrededor del año 1757 y se trasladó en 1764 a su ubicación actual (margen izquierda del Amazonas).

Fundado por los jesuitas y organizado por el padre José Bahamonde, el pueblo formado a orillas del Amazonas tomó el nombre de San Pablo de Nuevo Napeanos. Con el tiempo, los nativos napeanos progresivamente fueron abandonando el caserío hasta quedar sólo nativos Iquitos, por lo que, a fines del siglo XVIII ya se le conocía como “el caserío de Iquitos”.
En 1808, Hipólito Sánchez Rangel, el obispo de Maynas, reporta que el caserío de Iquitos tenía 171 habitantes y para el 8 de junio de 1842, fecha en la que Iquitos fue elevada a distrito, contaba con algo más de 200 habitantes.
En 1851 se firma el Tratado de Amistad, Comercio y Navegación con Brasil, por el que el Perú cedió 56.507 km² de territorio amazónico.
Iquitos, en 1860, según Paz Soldán, tenía sólo 300 habitantes. Por 1862, la población se incrementó a cerca de 431 pobladores y en 1864, se registran 648 habitantes, predominantemente mestizos por la presencia de familias procedentes de Borja, Santiago, Santa Teresa, Barranca y otros, que huyeron del ataque de nativos Huambisas y Aguarunas que destruyeron estos pueblos.

Iquitos fue una lánguida y olvidada villa hasta la llegada de los marinos y buques peruanos “Pastaza”, “Próspero” y “Morona”, mandados por el presidente Ramón Castilla, que traían las piezas para instalar la Factoría Naval (ubicada en el malecón Tarapacá), debido a que la ciudad se encuentra favorablemente situada entre el río Nanay y la margen izquierda del río Amazonas, convirtiéndose en punto obligado de partidas hacia otras regiones. Todo esto pasó, entre 1863 y 1864, pero es precisamente el 5 de enero de 1864 la fecha en que se celebra como la fundación de Iquitos, puerto fluvial ubicado sobre el río Amazonas y como homenaje a la llegada de estos buques.

 

 
El auge que siguió luego de instaladas la factoría y el apostadero fue tanto que fue creado el departamento de Loreto por el presidente Prado y se declaró a Iquitos capital de provincia el 7 de febrero de 1866. Ese mismo año se nombra al que posiblemente fuera el primer alcalde de la ciudad, don José Jesús Jiménez.
Don Genaro Herrera reporta para 1866 una población de 648 habitantes y para 1876, la población era de 1.475 habitantes.

Pero fue gracias a la época del caucho (hevea brasiliensis), que se inició aproximadamente en 1880, que este pequeño pueblo llegó a ser lo que es actualmente, porque llegaron personas de muchos lugares del Perú y del mundo, especialmente europeos, con el ideal de hacer fortuna rápida y fácil a costa de la explotación y abuso de los nativos amazónicos. Este periodo duró 25 años y dio paso a un gigantesco desarrollo que se detuvo cuando dicha fiebre terminó. Fue en ese tiempo de bonanza en que se construyeron la mayoría de los actuales patrimonios y se dotó a la ciudad de los servicios básicos y públicos: alumbrado eléctrico y el ferrocarril urbano (1905); se instala la Corte Superior (1907) y la Iglesia Matriz (1919), entre otros.

Para 1903, Iquitos tenía 2 grandes plazas, la 28 de Julio y la Plaza de Armas, contaba con 9.438 habitantes (según censo de Benito Lores), entre los cuales habían 542 extranjeros; la mayoría de ellos eran de España (95) Brasil (80), China (74), Portugal (64) y otros tantos de Italia, Inglaterra, Francia, Ecuador, Estados Unidos de América, Rusia, Suiza y Marruecos.
Actualmente Iquitos se ha consolidado como la ciudad de mayor importancia en la Amazonía Peruana y la sexta ciudad del Perú. Cuenta con universidades públicas y privadas, varios institutos técnicos, un moderno aeropuerto internacional (Coronel FAP Francisco Secada Vignetta), puertos fluviales y una carretera que une Iquitos con la ciudad de Nauta.
Asimismo,  se están realizando los estudios técnicos para la construcción de un ferrocarril que una Iquitos con la costa peruana, vía la ciudad de Yurimaguas (provincia de Alto Amazonas, distrito Yurimaguas) o vía el pueblo de Saramiriza (provincia Datem del Marañón, distrito Manseriche). Gracias por leerme.

 

 

Pin It

Comments are closed.