Basados en la etimología del término  y en una posición meramente legal y como lo sostiene la constitución del país, se puede definir al ciudadano como  una persona con derechos garantizados por el gobierno y el Estado, así como por responsabilidades y deberes ante la comunidad que lo alberga y de la cual forma parte.

Aquí hay  que advertir que cada uno de nosotros somos ciudadanos porque  ya hemos cumplido los 18 años y estamos inscritos en el Registro Electoral (RENIEC) y aquí hay que remarcar como información obligada, que ahora portamos el Documento Nacional de Identidad, que reemplazó a lo que fue la Libreta Electoral y es con tal documento, con el que ejercemos  libremente nuestra ciudadanía.

El ejercicio de la ciudadanía por parte de todos los peruanos, como lo señala la constitución, solo puede ser suspendido por resolución judicial de interdicción, por sentencia con inhabilitación de los derechos políticos. Todo acto que se realice al margen de tales motivaciones es completamente nulo.

Vistas tales finalidades así como sus definiciones, podemos señalar que ciudadanos son todos los hombres y mujeres que reconocen para sí y para los demás, los derechos fundamentales  y propios de la dignidad humana; y que movidos por sus propias identificaciones y diferencias, acuerdan variados ámbitos de interacción para elegir autoridades en forma colectiva y de acuerdo a sus sentimientos ciudadanos.

En conocimiento ya,  de lo que es un ciudadano, podemos afirmar que este tiene un conjunto de derechos y libertades que están unidas a deberes y obligaciones para con la comunidad en que se desenvuelve.

Así tenemos que señalar que el rol que le toca cumplir a un ciudadano en nuestra sociedad, es evitar una cultura de súbditos, no participativa y pasiva. Debemos desarrollar la conciencia de la responsabilidad  social de la ciudadanía en democracia como uno de los principales componentes de la cultura política, cuyo signo principal sea la participación ciudadana para el tránsito de una democracia representativa a otra de carácter participativa.