– CNI dio pena y cayó goleado 4 a 0 ante Alianza Lima. Todo fue un desastre.

Mejor se hubiera suspendido el partido y no pasábamos la vergüenza de que nos metan cuatro goles y se burlen en nuestra propia tierra. Sencilla y lastimosamente al CNI no le salió nada la noche de ayer y jugó su peor partido en lo que va del torneo. Esto es una pesadilla y se desea no hubiera ocurrido.

El sistema 5-3-1-1 con el que se inició el partido no estuvo mal, lo que sucedió es que no se empleó bien. La defensa era una puerta abierta por arriba y por abajo, la volante alba nunca tuvo la pelota y jamás apareció en el medio, y Pando junto con Cominges jamás iban a poder con dos altos de talla como Solís y Aparicio porque todas las pelotas que les daban eran por arriba.

Los aliancistas fueron más en todo momento, esa es la triste realidad. Fue un horrible partido, de esos que no se le desea ni a tu peor enemigo. Alianza comenzó apagando al lanzador y habilidoso Vergara, con una marca de hasta dos hombres que no le dejaban voltearse, dejando al CNI sin piernas ni brazos, solamente apelando a los centros de tiro libre.

En el primer tiempo, nunca se llegó a ras del piso y no hubo ni un solo remate de larga distancia. Como lo dijimos antes del cotejo, no era bueno emplear los centros porque difícilmente se iba a ganar jugando así.

La defensa hizo agua en tres de los cuatro goles. Gaitán no fue solución, Zamora fungió de marcador derecho por la necesidad de jugar con una línea de cuatro atrás cuando se iba perdiendo 1 a 0, y por ahí fue el punto flojo.

Para el segundo tiempo, y con el marcador de 3 a 0 en contra, no se podía esperar mucho debido a que es casi imposible remontar ese score contra un cuadro experimentado como Alianza Lima. Era lógico que con los ingresos de Barrena y Ramúa se iba a atacar más, pero realmente no se le hizo daño casi nunca, a excepción de dos tiros al palo (una de Butrón y otra de Gaitán).

A decir verdad, al CNI se le notó más cansado que al mismo Alianza. Los colegiales no tenían piernas para demostrar el empuje que se vio en otros partidos. El plantel estuvo quebrado.

Absolutamente ningún jugador, ni el comando técnico, se salva de los críticos comentarios; hasta los dirigentes son los culpables de esta derrota, porque cuando ganan, ganan todos, y cuando pierden, pierden todos. ¿O repasamos cómo se inició la temporada 2010, cuando no teníamos ni técnico y mucho menos jugadores?

En resumen, nos metieron cuatro lapazos y dolió mucho. Ahora toca Sporting Cristal en Lima y no hay que dar la otra mejilla, por favor.

Alineaciones:

CNI: Dituro (5); Salas (3), Zamora (3), Butrón (4), Gaitán (3), Portilla (3); Castillo (3), Villanueva (3), Delgado (3); Vergara (4); Pando (3).

Alianza L.: Forsyth (5); Prado (5), Aparicio (5), Solís (5), W. Vílchez (6); Tragodara (8), Hurtado (8), O. Vílchez (8), A. Sánchez (7); Velásquez (8), Ovelar (7).

Cambios:

CNI: Cominges (3) x Portilla; Barrena (4) x Delgado; Ramúa (4) x Vergara

Alianza: Uribe (5) x Hurtado; Aguirre (6) x Velásquez; Quinteros (sp) x Ovelar

Goles: 13′ Velásquez; 30′ Hurtado; 38′ Hurtado; 26′ Aguirre. (GLP)